viernes, 5 de diciembre de 2008

La innovación es cosa de locos...


Hace unos meses la multinacional Coca-Cola (con una amplia experiencia en proyectos sociales y premio mejor web corporativa 2008) realizaba una segunda ofensiva publicitaria con su producto Aquarius (embarcada desde hace tiempo en el uso de las posibilidades de la web 2.0) bajo un argumento "el ser humano es extraordinario". Esta vez, la anterior fue la de Justo "el hombre que construía una catedral", se utilizaba la experiencia de la Colifata: una terapia para personas con problemas psíquicos consistente en desarrollar una emisora radiofónica. La experiencia se extendió a más de treinta paises. Hace unos días, salía la noticia de que los internos del Centro Penitenciario Psiquiátrico de Sevilla habían inaugurado la emisora "Onda Cerebral", la primera de este tipo en España y creada con el objetivo de que salgan de su aislamiento los internos con trastorno mental severo, según los responsables del proyecto (aquí tenéis un video puesto en el blog de Antonio Manfredi). La radio, que emite en el 107.8 de la FM de Sevilla aunque con un alcance de sólo tres kilómetros, tiene seis horas semanales de programación propia con programas de deportes, entrevistas, de humor y música. El responsable de la iniciativa, el educador Julián Vicente, ha explicado que existen radios en otros centros penitenciarios, pero ninguna desde un psiquiátrico, y ha indicado que tomaron la decisión tras comprobar que más de un tercio de los 185 internos estaban siempre "aislados" con los cascos escuchando música y emisoras convencionales. Por eso creyeron que era una buena idea "entrar en ellos" a través de una emisora hecha por los internos y sacarlos del aislamiento en el que están a menudo, según Vicente, que espera lograr que los enfermos "aprendan y tomen decisiones". En la puesta en marcha de la iniciativa han colaborado numerosos funcionarios y miembros de Cáritas, entre otros, y ha dicho que servirá para que los internos se incorporen el día de mañana a la sociedad "sin riesgo para nadie" y a la vez dará "esperanza" a los familiares. La profecía de Buggles no se ha cumplido: el video no mató a las nuevas estrellas de la radio. A raiz de esta noticia también recuerdo lo que me comentaba hace unos años el franciscano Rafael Pozo impulsor de la Fundación Tau y forjado en tierras guatemaltecas, sobre el elevado número de personas que aunque consideradas como delincuentes, son en realidad personas enfermas o incluso discapacitas psiquicamente y cumplen condena en centros penitenciarios. Hay que pensar de manera no convencional, hay que atreverse, hay que comunicarse, hay que estár un poco loco -o mucho- para innovar y hacer cosas diferentes.