martes, 10 de agosto de 2010

Los cinco niveles de innovación social

En diferentes conferencias me han preguntado qué es lo que tienen de nuevo (de innovador) algunas experiencias de innovación social…Y la verdad es que en el caso de aquéllas iniciativas que no son tecnológicas, la respuesta no era fácil y en mi fuero interno, no quedaba del todo satisfecho con mis propuestas. De hecho me argumentaban alguno de los asistentes que hace años –incluso desde hace varias décadas- ciertas experiencias que ahora se tildan de innovadoras no son muy diferentes a las surgidas con similares características –por tanto lo que se dice originales, originales no podrían ser calificadas. Ante esta situación desafiante, máxime cuando la respuesta que formulas ante un problema no es contundente o admite percepciones diferentes, me puse a indagar en los posibles diferentes grados o niveles de innovación. Puesto que la innovación social es un fenómeno reciente intente buscar posibles ideas en los estudios sobre los niveles de innovación económica y tecnológica ya que éste ámbito ya tiene un largo recorrido. Un post de Oscar Isoba sobre este tema en el siempre sugerente portal Pensamiento Imaginactivo que desarrolla Manuel Gross me brindó la posibilidad de realizar la siguiente reflexión y propuesta de cinco niveles de innovación social (con algunas autoreferencias a otros post de otras fechas):

INNOVACIONES SOCIALES DE PRIMER NIVEL
Las innovaciones o descubrimientos de un nuevo principio o de un nuevo concepto (o cambios de paradigma en términos de Kung) constituye un punto de partida esencial para las innovaciones sociales. A nivel científico son principios los rayos X, la bobina de Tesla, el efecto foto voltaico o la semiconductividad que han permitido innovaciones importantes tecnológico ya que estas llamadas soluciones científicas son descubrimientos que sirven de base a sistemas técnicos nuevos. A nivel económico podría considerarse como nuevo principio la economía long-tail que posibilita internet y que ha permitido el desarrollo de nuevos modelos de negocio (como ebay o Charles Swab). A nivel social podrían considerarse como nuevos principios clave para el desarrollo de la innovación social los siguientes:
- el concepto de emprendedor/a social (en lugar de emprendedor orientado exclusivamente al mercado y al beneficio individual) que se ha ido perfilando cada vez más en las últimas décadas. Ashoka es una institución asentada desde este principio y fundamenta su desarrollo en la promoción de las iniciativas de emprendedores y emprendedoras sociales de todo el mundo. Realmente los emprendedores/as sociales han existido desde hace mucho tiempo pero ahora se les reconoce por su papel y una visión del sistema social que permite ver su alcance. De hecho este concepto ya tiene revistas científicas especializadas.
- El microcrédito como instrumento para el autodesarrolllo de personas y colectivos con escasos recursos.
- La base de la pirámide (Prahalad) y los negocios inclusivos como lugar estratégico para resolver problemas sociales, favorecer el desarrollo local y obtener rentabilidad.
- Transacciones y comercio justo que fundamentan su existencia en un tipo de consumidor que no es el homo economicus que subyace en los postulados y modelos de la economía clásica. Son transacciones económicas y mercados porque se compra y se vende pero el precio se establece desde principios sociales como la sostenibilidad y la justicia social.
- Mercados sociales, espacios físicos (o no físicos) de encuentro de oferta de interés social (personas dispuestas a dar sin contraprestación o a comprar desde la solidaridad) y demanda social (personas con necesidades básicas no resueltas o que ofrecen productos y servicios realizados desde principios sociales). Aquí encontramos manifestaciones tales como fueron los mercadillos sociales, pasando por los bancos de tiempo o los actuales centros comerciales sociales o mercados sociales propiamente dichos promovidos desde empresas sociales.
-Nuevas formas de gobernanza en la sociedad civil que permiten espacios no sólo de control sino tambiéne creatividad para resolver problemas comunitarios con especial relevancia territorial. Un ejemplo en el que estamos ahora trabajando es el caso de las fundaciones cívicas.
Podríamos afirmar que muchas de estas innovaciones han surgido no sólo desde la racionalidad y la creatividad –como sucede con las innovaciones tecnológicas y económicos- sino también desde empeño y la motivación del compromiso y la sensibilidad social que de alguna forma sustituye a la búsqueda del beneficio a toda costa.

INNOVACIONES SOCIALES DE SEGUNDO NIVEL
En este caso, se trata de innovaciones que se crearían a partir de una combinación radicalmente nueva (innovaciones disruptivas) surgida por tanto de la aplicación de uno o varios nuevos principios o conceptos (ya sean tecnológicos, económicos o incluso sociales). Podrían considerarse como combinaciones nuevas función-principio en la innovación social la difusión de las radios wind-up (principio: tecnología wind up, función: acceso a la información a personas con escasos recursos en paises de bajo desarrollo tecnológico) o también la aplicación de la economía long-tail al fenómeno del altruismo. En este último caso se ponen en práctica la posibilidad de canalizar microdonaciones a escala global (de cualquier parte del mundo, para cualquier parte del mundo). Desde ahí surgen las plataformas sociales como Globalgiving donde necesidades y microdonantes pueden encontrarse (principio-economía long-tail, función plataforma internet) como ya lo hizo ebay para transacciones económicas-. También podría considerarse como caso paradigmático el de Kiva que compartiendo ciertos principios económicos (economía long tail) y funciones (plataforma en internet) combina también un principio clave de innovación social: el microcrédito (principio social).
Este nivel de innovación está por tanto plagado de transferencias de experiencias de innovación económico-tecnológica al ámbito social. De hecho sus precursores son generalmente “profesionales 2.0” que han implementado plataformas o modelos no para la obtención de beneficios o aumento de las capacidades empresariales sino para la resolución de problemas sociales.

INNOVACIONES SOCIALES DE TERCER NIVEL
Recogería aquellas iniciativas que parten de experiencias exitosas del segundo nivel y lo que hacen es extender a un nuevo mercado o escenario dicha combinación de función-principio. Por ejemplo ¿y si las personas disponen de escasos recursos económicos para donar y sin embargo están dispuestos a dar tiempo, conocimientos u otros intangibles? Surgen mercados sociales de intangibles –bancos de tiempo- que las TICs permiten extender donde las personas expresan sus necesidades de todo tipo mientras otros tratan de ayudarlas. Incluso en este caso el que recibe la ayuda puede también ayudar en otros ámbitos. La papaya.org podría situarse en este ámbito.

INNOVACIONES SOCIALES DE CUARTO NIVEL
Se trata de mejoras cualitativas de una combinación de función-principio dentro del mercado existente. Podríamos situar en este espectro el caso de MyC4 –plataforma para la concesión de microcréditos especializada en Africa- ya que no sólo permite aportar cantidades fijas como microcréditos -que sería el caso de Kiva- sino que da la posibilidad de que las cantidades aportadas se concedan a un tipo de interés concreto (dentro de un intervalo razonable). Esta fácil opción financiera convierte al microprestamista en un posible inversor social (una figura innovadora por cierto): no sólo puede recuperar la devolución del microcrédito aportado si no también nuevos fondos obtenidos a partir del tipo de interés concedido lo que permite la obtención de nuevos recursos que podrían ser reutilizados para el apoyo de nuevos emprendedores.

INNOVACIONES SOCIALES DE QUINTO NIVEL.
Mejora cuantitativa por cambio del valor de un parámetro ó de una optimización. Siguiendo el caso de las plataformas que obtienen recursos para microfinancieras que apoyan el emprendimiento en países en vias de desarrollo podría hablarse de un nuevo mercado si dicha plataforma se especializa en un tipo de emprendedores o en la captación y aplicación en un terriorio concreto –como es el caso de Rangde en la India. Este quinto nivel de innovación pone a prueba, en cierta medida el nivel de replicabilidad de nnovaciones de orden superior. En un nivel fuera del ámbito de las TICs podría citarse el caso de la expansión de la organización Un techo para Chile que se ha ido desarrollando en otros paises latinoamericanos como Un techo para mi pais.

En la reflexión incipiente (como es el caso de este post), como también sucede en la innovación, suele ser de gran ayuda aquello que no encaja o lo que suscita dudas. Por ello quisiera finalizar estas líneas que me permite redactar el sosiego veraniego, invitándo y animando a los que os interese este tema y agradeciendo de antemano vuestros comentarios que sin duda me serían de ayuda para seguir en este camino de profundización sobre la innovación social.

3 comentarios:

CHUCO dijo...

Excelente Post, muy clarificador para esta "ciencia" de la innovación social que va tomando forma. Felicitaciones...

Antonio Miranda dijo...

Enhorabuena por la síntesis, excelente fruto del sosiego veraniego.

Varias ideas desde un pueblo pequeño castellano.

- Alguna experiencia con promotores del microcrédito en Sudamérica me llegó a la conclusión de que tiene grandes problemas para captar recursos. Se ha generado una demanda enorme y ahora tienen que repensar como aumentar el "ancho" y la calidad de las "tuberías" por las que fluyen los recursos hacia allí.
- Creo recordar que en la revista El Ciervo (bimensual) aparecían referencias a iniciativas similares a las que citas en tu post.

Salu2

El Rincón del Parado dijo...

Muy, muy buen post, si señor. Desde el Rincon del Parado te enviamos un saludo y te colocamos un link a este articulo