martes, 2 de junio de 2009

Fundaciones comunitarias

Leyendo el trabajo de Anhier (2007) Innovation and Philantropy he descubierto un tipo de organizaciones que no abundan en España. Se trata de las fundaciones comunitarias. Estas instituciones son organizaciones independientes, autónomas, privadas y sin fines de lucro, dedicada a atender las necesidades críticas de la comunidad y a elevar la calidad de vida de un área geográfica determinada, constituyendo para ello fondos de recursos –donantes- de carácter permanente y emplearlos acogiéndose a ventajas fiscales. Una fundación comunitaria promueve la corresponsabilidad ciudadana, solidaria y subsidiaria, en la solución de los problemas sociales de la localidad, para que los donantes o inversionistas sociales se sumen a través de las donaciones que realizan. Se vinculan de esta forma actores, sectores e iniciativas creando sinergias en beneficio de la comunidad. También suele ofrecer información, seguimiento y evaluación de los proyectos de inversión social canalizando profesional y eficientemente recursos para el desarrollo local. Sus principales rasgos son:
1. Sirve a un área geográfica específica (municipio, ciudad, estado, región, etc.)
2. Su Consejo Directivo incluye personas de la comunidad, provenientes de los diversos campos y actividades, asegurando la representatividad de los diversos sectores de la comunidad (empresarios, profesionistas, artesanos, maestros, etc.)
3. Moviliza, atrae, integra y maneja recursos financieros para el beneficio presente y de largo plazo de la comunidad, conformando fondos permanentes como patrimonio comunitario y fondos temporales destinados a la atención de causas sociales inmediatas.
4. No opera programas de servicio directo a la población; su función es la de canalizar en forma profesional, recursos provenientes de diferentes fuentes locales e internacionales (particulares, empresas, fundaciones, organismos multilaterales, gobiernos, etc.) a las organizaciones de servicio comunitario, a partir del análisis y monitoreo de los problemas y condiciones locales, para responder proactivamente a las necesidades cambiantes de la comunidad.
5. Es fuente de información confiable; ofrece a los donantes una amplia gama de oportunidades de inversión social y servicios flexibles adaptados a sus intereses y posibilidades, aceptando las más variadas formas de donación.
6. Ejerce liderazgo comunitario al actuar como un convocante comunitario y catalizador de procesos sociales, favoreciendo vinculaciones y alianzas en beneficio de su comunidad.

2 comentarios:

Fundaciones dijo...

Ya existe una Red española de Fundaciones Cívicas o comunitarias. Está promovida por la Fundación Bertelsmann y forman parte de ella 3 fundaciones cívicas plenas (Tot Raval, en Barcelona; Ciutat de Valls, en Valls, Tarragona; Maimona, en Los Santos de Maimona, Badajoz) y 1 en transformación desde fundación de empresa a fundación cívica o comunitaria (Fundació Novessendes, en Betxí, Castellón). En julio se incorporará una quinta fundación de este tipo, la Fundación Ciudad Rodrigo, de esta ciudad salmantina, que cumple gran parte de los requisitos internacionalmente exigidos para calificar a una fundación como cívica. Más información: teléfono 93 268 73 73 y en este enlace http://www.fundacionbertelsmann.org/cps/rde/xchg/SID-BE5574E9-4BF35DFF/fundacion/hs.xsl/273.htm

Alfonso Carlos Morales dijo...

Sabía que la Fundación Bertlsman seguía el modelo de fundación cívica...por eso puse "no abundan en España"...pero desconocía el alcance de lo ya realizado. Muchas gracias por la aportación y aclaración