jueves, 20 de mayo de 2010

Grandes superficies sociales: ¿por qué no?


La Red Social Koopera es una entidad de personas trabajadoras y voluntarias que trabaja por y para la Inclusión Sociolaboral a través de la realización de actividades principalmente medioambientales. Koopera conecta a las personas que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social con el mercado laboral.Las cooperativas sin ánimo de lucro Rezikleta , Berohi, Ekorropa y Ekiber, junto con la colaboración de Cáritas Bizkaia, fueron las principales impulsoras de la Red. Hace un año inauguró Koopera Merkatua (Mercado Social y Ecológico de Euskadi) situado en el centro de Bilbao, un mercado que ofrece a la ciudadanía productos de consumo sostenible como son: Ekorropa, la moda solidaria y ecológica; juguetes, libros y electrodomésticos recuperados; comercio justo; y alimentación ecológica. Además el mercado promueve la integración sociolaboral y la defensa del medioambiente a través de las acciones culturales, educativas y de ocio que difunde desde la sala con que cuenta, Koopera Aretoa (desde la que Innobasque dió a conocer su libro “¿Cómo es una sociedad innovadora?” de los profesores Ander Gurrutxaga y Daniel Innerarity) y de sus dos aulas de formación. En su primer año de existencia ha logrado generar 19 empleos -lo que supone 150 empleos total a nivel de toda la red-, 1800 compradores, más de 55.000 compras responsables, más de 134000 productos ecológicos comercializados entre los que destacan los textiles de la marca Ekorropa, los aparatos eléctricos y electrónicos de la cooperativa Ekorrepara o los cada vez más demandados productos de comercio justo...
Otro caso es el Bazar Seis Sentidos promovido por la Fundación Domus Labora. Se trata de un bazar que apoya a las empresas de economía social con la venta de productos de empresas de inserción social como de comercio justo. El nombre "Seis Sentidos" implica que además de productos para los cinco tradicionales -vista, tacto, olfato, gusto y oído - también se satisface un sexto sentido muy especial: el sentido social, con el que se obtiene no solo una satisfacción personal, sino también la de aportar un particular granito de arena al cambio que la realidad social necesita.
Estas iniciativas son encomiables a nivel económico -generan empleo-, social -favorecen la inserción a las personas con dificultades- y ecológico -difunden consciencia medioambiental pero ¿estamos dispuestos a comprar productos en estos mercados sociales en lugar de acudir los "Carrefour", "Mercadona" o "Mediamarkt" (por citar algunos...)? ...los emprendedores sociales son necesarios pero sus iniciativas dificilmente se consolidarán sin consumidores sociales. Ha llegado el momentos de apoyar y transformar nuestros hábitos de consumo para que las intenciones y los gestos se transformen en cambios más profundos.
Por cierto estas experiencias deberían incluirse como empresas sociales innovadoras.

2 comentarios:

Julen dijo...

Es uno de los casos que analizamos dentro del sector de la economía abierta. Creo que efectivamente, es digna de reseñar la iniciativa.
Saludos.

Alfonso Carlos Morales dijo...

Estamos en sintonía y sincronía. Un saludo