miércoles, 22 de abril de 2009

Spin-off "sociales": el caso de Microbank


Los spin-off son procesos de desagregación organizativa que se producen cuando una unidad se desprende de otra, generalmente mayor, para seguir su propio rumbo: una misión propia. Las multinacionales acometen procesos de esta naturaleza para rediseñar sus estrategias corporativas -abandonar actividades.Tambien las entidades no lucrativas realizan estas operaciones. De las universidades pueden surgir spin-off de grupos de investigación que se convierten en empresas de base tecnológica (EBT). Google es un spin-off de la Universidad de Standford. Igualmente podría asimilarse este proceso al comportamiento de ciertas entidades educativas de índole religioso -maristas, salesianos...- que generan fundaciones para canalizar una actividad específica de cooperación al desarrollo -SED en el caso de los maristas- o acción social -Fundación Don Bosco en el caso de los salesianos-. Las entidades de crédito también hacen spin-off como el caso de la Caixa y su Fundación -dedicada a la obra social de la caja de ahorro- pero también podríamos hablar en este sentido de "Microbank": su banco social (un spin-off social). El banco ha financiado más de 34.000 proyectos desde el inicio de su actividad a través de sus tres líneas de actividad: los Microcréditos Sociales, por una cuantía límite de 15.000 euros, que dan apoyo a la autoocupación y a los microempresarios; los Microcréditos Financieros, por una cuantía límite de 25.000 euros, centrados en la creación de actividad productiva; y los Microcréditos Familiares, que tienen como objetivo atender necesidades familiares que permitan superar dificultades temporales y faciliten el desarrollo personal. El carácter social de los microcréditos viene avalado por el hecho de que más del 47 por ciento de los jóvenes microemprendedores encuentran en el microcrédito el instrumento para dejar atrás el desempleo o la temporalidad laboral y generar su propio puesto de trabajo. Las actividades que predominan entre los negocios puestos en marcha por los jóvenes beneficiarios de MicroBank son el comercio y las microempresas en el sector servicios.Recientemente MicroBank, ha lanzado una nueva línea de microcréditos sin aval, dotada con 10 millones de euros, dirigida a financiar los proyectos empresariales de jóvenes menores de treinta y cinco años con dificultades para acceder al sistema crediticio tradicional. Este producto social tienen un porcentaje máximo de financiación del 95 por ciento del coste total del proyecto, con una cuantía máxima de 15.000 euros, que en determinadas ocasiones podría alcanzar los 25.000 euros. El plazo de amortización es de 5 años, más 6 meses de carencia optativa, el tipo de interés es fijo del 6,67 por ciento, y no hay comisiones de ningún tipo.Para MicroBank, la necesidad de crear estos microcréditos para jóvenes con menos oportunidades "es también la de quitarles el miedo al fracaso, siendo sus ideas y su trabajo el único aval que necesitan". Injuve ha firmado un convenio con este banco social y está trabajando por adherir a este convenio al mayor número de Oficinas de Emancipación Joven, creadas con la colaboración del Injuve y de las Comunidades Autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla.