domingo, 5 de abril de 2009

e-democracia e innovación.

Consultas Europeas a la Ciudadanía es una iniciativa de la UE. Supone el ensayo de una nueva fórmula de participación democrática, ante la necesidad comunitaria de potenciar un acercamiento y un diálogo más directo con los ciudadanos. Los 27 Estados miembros celebraron a lo largo del mes de marzo sus respectivas Consultas Nacionales. En total, 1.600 ciudadanos europeos tomarán parte de los debates, sumándose así a los más de 150.000 que ha participado en los foros online lanzados en cada Estado miembro en diciembre de 2008, con el objetivo de dar la oportunidad a un mayor número de personas de expresar sus opiniones en el debate. Una vez que se hayan celebrado las consultas, se podrán votar online las recomendaciones consensuadas en cada evento nacional. Las 15 propuestas más votadas serán finalmente discutidas en una Cumbre Europea de Ciudadanos los días 10 y 11 de mayo en Bruselas, en la que 150 ciudadanos de todos los países de la Unión harán y discutirán sus recomendaciones con representantes políticos de las instituciones europeas. Los pasados días 14 y 15 de marzo, 100 ciudadanos de todas las CCAA se dieron cita en Madrid convocados por la Fundación Luis Vives para debatir sobre cómo la UE puede afrontar nuestro futuro socioeconómico en un contexto globalizado dentro de este debate pan europeo. Dichos ciudadanos, seleccionados de forma aleatoria teniendo en cuenta criterios de representatividad y diversidad (de género, edad, región, profesión), expresaron sus ideas, debatieron y llegaron a un acuerdo sobre las siguientes diez recomendaciones de acción a las instituciones comunitarias:

1. Impulso de la sanidad pública digna y paneuropea, así como el fomento de la I+D+I sanitaria y la creación de un archivo común en investigaciones e historiales médicos. Además, piden una adecuada asignación económica a los países miembros según la población inmigrante asumida.

2. Actuar para desarrollar una estrategia común de empleo eficaz, para disminuir la precariedad laboral, con salarios dignos y adecuados en toda la UE, que respeten la vida familiar y que establezcan medidas de control para garantizar el cumplimiento en los Estados miembros.

3. Que la UE obligue a los Estados miembros a adaptar su legislación para garantizar los derechos laborales (salarios y contratación dignos), así como la igualdad de oportunidades de todos los trabajadores y trabajadoras, creando un organismo de regulación y vigilancia con capacidad sancionadora a los estados miembros.

4. Hacer que las decisiones europeas en materia de igualdad de género sean vinculantes para los Estados y cuenten con suficientes recursos económicos.

5. Que la Comisión Europea redacte una normativa efectiva para garantizar la defensa del consumidor, que incluya medidas como:
Un organismo propio con capacidad sancionadora en colaboración con las existentes oficinas estatales.
• El fomento de las nuevas tecnologías que permitan dejar constancia efectiva de la reclamación.
• Sanciones ejemplares a las entidades infractoras
• Una política vinculante de etiquetado común

6. Creación de un mercado único de conocimientos e i+d+i con criterios de calidad y sostenibilidad dotado todo ello con recursos estratégicos suficientes y llegar así a ser líderes mundiales.

7. Un mayor esfuerzo comunitario para la integración y la cesión de parte la soberanía de los países en pro de una Constitución común, incrementando a su vez la información y las oportunidades de participación ciudadanas.

8. Creación de un fondo económico europeo para el apoyo a las pymes y la generación de empleo en todas las regiones, sin olvidar las zonas rurales y prestando atención al empleo de la juventud.

9. Mayores competencias a la UE y aumento del presupuesto público en materia de educación y una regulación común que asegure la calidad y trabaje por la interculturalidad.

10. Que la UE, basándose en el principio de transparencia y un elevado sistema común de principios y valores, garantice el control y la información a los consumidores, sobre el sistema financiero (evitando riesgos excesivos y facilitando créditos a tipo de interés social) y sobre las empresas (a través de auditorías e inspecciones en aspectos como protección al medio ambiente, Responsabilidad Social, seguridad laboral, etc.)

Como vemos dos de las recomendaciones hacen referencia a la innovación...