jueves, 29 de enero de 2009

Innovación social: una definición desde la experiencia

El Concurso Experiencias en Innovación Social es una iniciativa de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Fundación W.K. Kellogg impulsan el Concurso de Experiencias en Innovación Social con el reto de identificar, evaluar y reconocer públicamente, experiencias innovadoras en diversos campos del desarrollo en Latinoamérica (salud, educación, nutrición/seguridad alimentaria, programas de juventud, generación de ingresos, responsabilidad social empresarial, voluntariado y desarrollo rural/agrícola). Desde su primera versión en 2004, el concurso ha recibido 4.400 iniciativas provenientes de casi todos los países de la región. Con el objeto de darle visibilidad y difusión a las iniciativas ganadoras, se han llevado a cabo cuatro versiones de la "Feria de la Innovación Social", en el marco de la cual, el jurado escoge y anuncia los cinco ganadores del correspondiente ciclo. Durante la Feria de la Innovación Social, que se llevó a cabo en Medellín, Colombia, entre el 26 y el 28 de noviembre de 2008, el Comité de Notables escogió los cinco ganadores del ciclo 2007-2008:




1) Freshwater Cup Environmental Football League - Belice - el Toledo Institute for Development and Environment (TIDE) aprovecha la pasión por el deporte, especialmente por el fútbol, para crear incentivos y lograr que las comunidades cambien de actitud ante el medio ambiente. Una liga de fútbol reúne a los equipos de las comunidades atendidas, y se organiza un torneo anual que se juega de enero a junio. Los equipos califican y pueden participar en la competición tras presentar un proyecto ambiental que pueda ser ejecutado en su comunidad.
2) Programa para la gestión del conflicto escolar "Hermes" - Colombia - iniciativa implementada desde 2001 por la Cámara de Comercio de Bogotá, con el objetivo de fomentar el diálogo y la tolerancia en la comunidad. Para el programa se desarrolló una metodología propia que consiste en la intervención de la comunidad educativa durante un año y medio. Se involucra a todas las partes: estudiantes, profesores, directivos y padres de familia y se establece una red de intercambio del saber. Los jóvenes y docentes tutores, una vez certificados como gestores / conciliadores escolares del conflicto escolar, pasan a integrar la primera red de conciliadores y gestores del conflicto escolar de Latinoamérica (RENACEG), apoyada por la Cámara de Comercio de Bogotá.
3) Fortalecimiento de las finanzas populares de Azuay y Cañar - Ecuador - este proyecto busca consolidar una propuesta de finanzas populares para contribuir al desarrollo local, teniendo como principal fuente los recursos provenientes de las remesas, así como los generados en la comunidad y los beneficiarios. Se busca obtener un provecho social y económico de las remesas a partir del ahorro y su posterior colocación, especialmente en créditos de inversión productiva.
4) Un Techo Para Chile - Chile - UTPCH nació en 1997, promovido por un grupo de estudiantes universitarios impactados por la dura realidad de quienes viven en extrema pobreza en Chile. Ellos convocaron a universitarios de distintas carreras a participar de la construcción de 350 viviendas de emergencia, conocidas en Chile como "mediaguas", en Curanilahue, región del Bio Bio.
5) Proyecto Nuestras Huellas - Argentina - su meta es dinamizar la enseñanza tradicional de la escuela atendiendo a la realidad comunitaria, para potenciar las posibilidades de los alumnos de apropiarse de la escritura y la lectura. Un porcentaje importante de la población de la zona y por lo tanto de la escuela, son de la etnia Kolla. La escuela se transforma en una fuente productora de textos, a través de la realización de obras colectivas que involucran a toda la institución y a la comunidad. Los textos de producción colectiva toman los mitos, leyendas y costumbres de los pueblos indígenas de la zona, los valorizan y difunden entre la población como parte de su historia y su cultura. Estas acciones también sirven como punto de partida para la comunicación de problemáticas actuales que atraviesa la comunidad.

Para seleccionar estos proyectos la CEPAL y la Fundación W.K.Kellogg han tenido en cuenta como definición la siguiente: "nuevos procesos, prácticas, métodos o sistemas para llevar a cabo procesos tradicionales o tareas nuevas que se hacen con participación de la comunidad y los beneficiarios. Estos se transforman en actores de su propio desarrollo, fortaleciendo así el sentimiento de ciudadanía. La innovación social debe ser sostenible en el tiempo y replicable en otros lugares."