martes, 21 de julio de 2009

Las "cuatro cosas" irrecuperables...


El lenguaje "simbólico" es un arma poderosa para impulsar los procesos y la actividad innovadora: se quiere de imágenes y de expresiones analógicas para compartir ideas y visiones... Por ello las ideas fuerza que transmite la legendaria sabiduría oriental son de "utilidad" -en su concepción más amplia y generososa- para estimular y fortalecer las "apuestas arriesgadas" que supone encaminarse hacia lo innovador...


Pensamos en lo costoso (pensamiento tóxico), en qué pasa si nos equivocamos, la inutilidad del esfuerzo,...si pensamos en lo irrecuperable, lo que no tiene remedio, la síntesis oriental nos ofrece cuatro casos:


-la flecha (o la piedra) lanzada...desde el momento en el que se produjo su lanzamiento...


-la palabra dicha...la peligrosa, "esa que se escapa", que hiere innecesariamente,...y que incluso ya se puede eternizar con las grabadoras...


-el tiempo...ese pasado que no volverá y que nos "saliniza" (nos convierte en estatuas de sal al mirar reiteradamente hacia atrás...)


-y LA OPORTUNIDAD PERDIDA...que difícilmente volverá a presentarse...


No se trata de lamentarse...sino de convencerse en la necesidad de ponerse en camino para aprovechar oportunidades. Tiempo de oportunidad, tiempo para innovar,...se hace camino "al innovar"
Nada mejor que "ilustrar" (sonorizar mejor...) este tema con la canción de Macaco "Puerto presente"
Presente, puerto presente
Presente y aquí a tu lao’
Traigo mis sorpresas enlatadas
Pa que las saques, saboreando
Tapémonos la vida
venid hasta el congelador
Aquí, ahora, la celebración
Si el mundo esta roto
tu carcajada me pone en pie
Pies tocando la tierra,
mano levatá’ gritare
nunca es demasiao’ tarde pa comerte la vida
De un solo bocao
El pasado ya se fue y el presente camina de tu lao’



Fotografía de Antonio Ribeiro, Revista Veja