miércoles, 29 de octubre de 2008

Crear "valor social": ¿misión imposible?


La retórica empresarial está cambiando...los ciudadanos/as se han dado cuenta de la responsabilidad social de la empresa. Surgen las empresas tipo "Jeckill y Mr. Hyde": con abusos en sus prácticas empresariales -con externalidades medioambientales, o de explotación laboral,...- pero con una cara amable de informes de responsabilidad social, campañas de beneficiencia,...etc...En la película THE CORPORATION (2003) http://www.thecorporation.com/ tenemos muchos ejemplos. Hay negocios que están enfermos "socialmente". Serán viables mientras mantengan el engaño,...Recuerdo cuando en cuarto de carrera de económicas, el aquél entonces candidato a catedrático de contabilidad, nos preguntó "¿que era la rentabilidad social?"...yo le respondí ingenuamente...y el utilizo mi respuesta para afirmar que ese concepto no existía -eran mediados de los ochenta-: no había más rentabilidad que la económico-financiera...Curioso. Crear valor social no sólo es dar empleo, no sólo es cumplir con las leyes, es al menos, no producir externalidades y debería ser contribuir al desarrollo social -tanto local como global- en la medida que la empresa se enriquece lícitamente a partir de los recursos -tangibles e intangibles- que esa sociedad tiene. Pero para descubrir esto, para ver, estar y decidir en la empresa de manera diferente, para desarrollar la innovación como un proceso integral, se necesita también, ver y estar cerca de la sociedad, cerca de las personas que contribuyen a su funcionamiento desde diversos ángulos.