jueves, 2 de junio de 2011

Construyendo el "reloj" de la innovación social: 5 pasos






Construir relojes, no dar la hora. Así se titula el segundo capítulo del famoso libro "Empresas que perduran" en el se dice: Tener una gran idea o ser un líder carismático visionario es "dar la hora"; crear una compañía que pueda prosperar más allá de la presencia de cualquier líder y a través de múltiples ciclos de productos es "construir un reloj". La innovación social se enfrenta a este reto. Su importancia está siendo reconocida pero un desafio importante para instituciones sociales y públicas es cómo sostenerla e "incrustarla" en la dinámica cotidiana para que no se convierta en algo fortuito sino buscado, pretendido y, sobre todo, logrado reiteradamente. Reflexionando en ese empeño señalo ciertas condiciones de éxito de muchas innovaciones sociales que he conocido:
1º) UNA IDEA QUE SE CONVIERTE EN UNA OPORTUNIDAD. Los orígenes son muy diversos pero en muchos casos las ideas en las que radican las innovaciones sociales constituyen un de saberes tradicionales que requieren un profundo conocimiento de las personas implicadas o del territorio afectado -enfoque local- junto con la combinación de nuevas tendencias como la sostenibilidad medioambiental -enfoque global-. Es necesario EXPLORAR y EXPERIMENTAR para que la idea, se convierta en prototipo y de ahí en proyecto.
2º) UN LIDERAZGO SOCIAL (personal o institucional) QUE SE CONVIERTE EN NÚCLEO. Llevar a cabo algo diferente requiere tenacidad, esfuerzo, pasión, ilusión y motivación (EMPRENDER Y EMPEÑARSE). En este caso una motivación diferente a la política o a la económica. Una motivación centrada en el logro de una transformación, de un logro social. Todo ello compone un liderazgo diferente (por cierto todavía escasamente desarrollado y con escasas ofertas desde los diversos agentes formativos), marcado por VALORES DISTINTIVOS, que pone en la comunidad el centro de su actuación. Como señala Bill Drayton en una entrevista reciente a propósito de la concesión del Premio Príncipe de Asturias: Yo le garantizo que en una sociedad con emprendedores sociales, muchos creadores de cambios, no habría un 40 por ciento de paro. Eso ocurre cuando se sigue haciendo lo de siempre, cuando no se actualizan las visiones ni las habilidades. Esa es la verdadera revolución.
3º) UN NÚCLEO QUE DESARROLLA UNA ORGANIZACIÓN QUE TRABAJA EN RED (ENREDARSE) "A vinos nuevos, odres nuevos". Si la idea y el liderazgo se impulsan desde la realidad organizativa preexistente dificilmente podrá tener éxito o ser sostenible...La generación de una red organizativa con otras instituciones afines en la misión supone, entre otras, las siguientes ventajas:
-la búsqueda de sinergias de conocimiento local,



-el aprovechamiento de recursos compartidos



-una oportunidad para lograr un mayor alcance -y capacidad de replicación- de la experiencia innovadora.



-el aumento de probabilidades de obtener recursos públicos de diversas fuentes y a diversos niveles




4º) UNA RED QUE PRECISA DE ALIANZAS PUBLICAS Y/O PRIVADAS. No obstante dificilmente, a pesar de las sinergias, podrán encontrarse los recursos suficientes en la red para todas las fases de desarrollo de un proceso ambicioso. Normalmente se requerirá o bien el apoyo público -en retroceso- y que cada vez priorizará el esfuerzo compartido en lugar de la iniciativa uni-institucional, o bien el apoyo privado de las grandes empresas que posiblemente irá capilarizando cada vez más su ayuda en organizaciones próximas a la realidad del ciudadano (sus clientes).



5º) UN PROCESO QUE PRECISA SER "ALIMENTADO" E "INCORPORADO" y por tanto ha de sistematizarse y difundirse. Supongamos que la iniciativa tiene éxito ¿cómo repercutirá en la vida de las organizaciones participantes? ¿emprenderán un nuevo proyecto? ¿habrán aprendido de la experiencia? ¿existirán nuevas ideas?¿transformará las perspectivas estratégicas de las instituciones y de sus formas de lograr la misión que las distingue? Una innovación social no es un fenómeno aislado. Su difusión y transferencia a otras realidades, organizaciones o territorios forma parte de su "esencia social"